Experiencias con: Retención de Líquidos


Retención de Líquidos

Patologias

La retención de líquidos es la consecuencia de la acumulación de agua en los tejidos de nuestro cuerpo, que se produce cuando existe un desequilibrio entre las fuerzas que regulan el paso de los líquidos de una zona a otra.

Nuestro organismo, a través de un complejo sistema de hormonas, está constantemente ajustando los niveles de líquidos para que se mantengan de forma permanente. Por eso, si se bebe más agua de la cuenta, no sucede nada, ya que es eliminada por los riñones en forma de orina o a través de las glándulas sudoríparas.

El problema se origina cuando, por algún motivo, el cuerpo es incapaz de eliminar todo el líquido necesario para mantener este equilibrio, por lo que se produce la llamada retención de líquidos.

Y es que estar edematizado no significa lo mismo que estar hidratado. El agua almacenada en nuestro organismo -acumulada en el intersticio y en el espacio subcutáneo- es la asociada con edemas y retención de líquidos en el tren inferior (piernas), normalmente inducida por un clima hormonal dominado por los estrógenos, ayudado por el exceso de sodio en la dieta y una deficiente circulación por el sedentarismo.

Son varias las causas por las que una persona tiende a retener líquidos. Lo más frecuente es que se dé únicamente en las piernas y suele deberse a una simple cuestión de gravedad. Allí, la circulación necesita más fuerza para funcionar bien y, cuando se da un mínimo desajuste como pasar muchas horas sentado o de pie, puede provocar la retención.

Al contrario de lo que se piensa, las venas no son tubos estáticos, sino que su recubrimiento permite que entren o salgan líquidos. Pero cuando por alguna razón el mecanismo que regula la cantidad de líquidos y que debe pasar hacia un lado u otro de las venas no funciona bien, puede acumularse un exceso de fluidos en determinadas partes del cuerpo.

Las razones para que esto suceda pueden ser muy diversas: que las venas no tengan suficiente consistencia para retener el líquido (por ejemplo, várices) o que haya demasiada presión de la sangre dentro de ellas (luego de estar mucho tiempo de pie) pueden ser algunas de las posibles causas.

 

Consejo ES

Es imprescindible destacar que siempre que estemos por realizar un tratamiento estético, es fundamental elegir profesionales entrenados en la técnica a realizarse, quienes serán los encargados de asesorarnos sobre los pros y contras de cada tratamiento y si estos son indicados o no para cada uno de nosotros.

 

Consulta a todos los especialistas en línea que realizan Tratamientos para Retención de Líquidos  - Y elegí tu mejor opción.

 

 

 

Preguntas y Respuestas

(No te preocupes, no publicaremos tus datos en el sitio)
(máx. 500 caracteres)

Centros con: Retención de Líquidos

¡Subscribite y obtené importantes descuentos para tus compras!

Recibí nuestras promociones exclusivas y enterate de todas las novedades del mundo del cuidado personal.

Últimos Centros

Servicios y Tratamientos (ver todos)

Medios de Pago

Trabajando...